cesto de los tesoros
Manualidades con niños

El cesto de los tesoros

Los niños entre los 6 y los 12 meses se abren al mundo a través de los sentidos. Con las manos, la boca y los ojos son capaces de percibir y descubrir el mundo que les rodea.

Lo que les interesa, lo que buscan y lo que aprenden depende del mundo que nosotros les ofrecemos y les ponemos al alcance, lo que les mostramos.

En el mercado podemos encontrar muchos objetos específicos para los bebes, pero la mayoría de ellos son objetos cerrados, de un uso especifico y generalmente de plástico.

El plástico es un material excesivamente presente en nuestra vida y muy pobre a nivel sensorial. Pero la naturaleza nos ofrece una gran variedad de materiales vegetales, minerales y naturales: madera, metal, vidrio, papel, cerámica… natural.

Objetos manufacturados y objetos de tela que ofrecen diversidad de texturas y de volúmenes. texturas, sonidos, olores y sabores diferentes.

El descubrimiento alimenta su cerebro y contribuye al crecimiento general del niño

el cesto de los tesoror

¿Que es el cesto de los tesoros?

El cesto de los tesoros no es un juguete sino un elemento de exploración y de descubrimiento al alcance de los niños. Es un juego, una experiencia sensorial que le permite descubrir y formarse una idea del mundo que le rodea.

A través del cesto de los tesoros, el adulto trata de poner el mundo y su variada belleza, al alcance del niño.

El cesto de los tesoros es el lugar donde los niños encontrarán numerosos elementos que despiertan su curiosidad. Un conjunto de objetos cotidianos que les permitirán conocer el medio que les rodea.

 Aprendizaje a traves del cesto de los tesoros.

El primero año de vida del niño es un periodo fundamental de su desarrollo. Las conexiones neuronales que se han ido preparando durante el periodo gestacional, solo se conectarán si reciben los estímulos necesarios.

Ante el cesto de los tesoros, ojos, boca y mano trabajan coordinados para descubrir las cualidades de cada uno de los objetos en una actividad interior de descubrimiento y formación de pensamientos.

A través de esta actividad, los niños apenden cualidades, sonidos, la ausencia de sonido, espacios y vacios. Brillos, colores, reflejos. Arriba, abajo, fino, grueso, liso, rugoso. Frente a una gran variedad de materiales, el bebé podrá aprender que existen elementos con características similares y que hay objetos diferentes.

El olor, el color, el volumen, la textura, el sabor, el sonido, el peso, el tamaño de cada uno de los objetos, permitirá al niño ir creando esquemas mentales.

Además, ante un cesto lleno de objetos, el niño aprenderá a decidir y elegir qué objeto entre todos quiere explorar.

juego del cesto de los tesoros

¿Como hacer un cesto de los tesoros?

Para hacer un cesto de los tesoros necesitarás un cesto de mimbre, redondo, de fondo plano, estable y sin asas. Sólo es necesario llenarlo. Cualquier objeto cercano es susceptible de convertirse en material del cesto de los tesoros y es que los objetos de nuestra vida diaria se pueden convertir en importantes estímulos.

La imaginación, la sensibilidad y la ilusión del adulto para seleccionar los objetos son fundamentales para la construcción del cesto de los tesoros.

El material que coloquemos dentro del cesto de los tesoros tiene que ser cuidadosamente elegido por los adultos para facilitar el mayor numero de experiencias posibles al niño. Debemos tener en cuenta que en estas primeras edades es donde se formará la sensibilidad estética de los niños.

Los objetos que se incluyan en el cesto deben estar limpios, no ser peligrosos y carecer de toxicidad ya que los niños explorarán principalmente con la boca.

¿Como preparar la actividad?

El cesto de los tesoros se debe presentar al niño en un entorno seguro y cómodo.

Lo ideal es situar el cesto sobre un alfombra o colchón firme de un color solido y alejado de otros estímulos.

Los niños se situarán sentados alrededor del cesto. Es importante ofrecer la actividad a partir del momento en que el niño es capaz de sentarse, porque es el momento en el que podrá explorar libremente con las dos manos y podrá moverse libremente para seleccionar cualquier objeto que se encuentre dentro del cesto.

El adulto se situará cerca, observando sin interrumpir. Atento ante la necesidad de prestar ayuda en caso de necesidad.

Si es posible, se presentará la actividad al niño acompañado de otros bebes con los que pueda interactur y   que enriquecerán su experiencia y le acompañarán en este proceso de aprendizaje

La boca explora y descubre, por eso es tan importante dejarles usarla.

cesto con elementos cotidianos

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.