Hogar

Flan de naranja casero, con naranjas valencianas de verdad

“Tómate el zumo, que se le van las vitaminas”. Muchas personas hemos crecido con esa frase, sobre todo pronunciada por nuestras madres o abuelas. Y es que las propiedades de la naranja siempre han sido conocidas y difundidas, para zumo, pero también como fruta o un excelente ingrediente con el que contar para la elaboración de recetas de postres, como enseñan desde Sunzest Fruits.

Porque es cierto que en muchos casos la fruta sigue siendo la asignatura pendiente para terminar de llevar una vida saludable o una dieta equilibrada, a pesar de que internet intenta quitar la pereza de desplazarse hasta el mercado y cargar con la fruta hasta casa, pudiendo comprar naranjas online; sí, naranjas de Valencia servidas directamente en casa.

Aparte de la pereza de ir a comprar, también existe la pereza de pelar la naranja. Se tarda mucho en pelarla y muy poco en comerla, por lo que muchas veces, se abandona a un lado y se decide optar por su prima mandarina o clementina, mucho más agradecida.

Sin embargo, la naranja está en la base de multitud de platos y postres, incluso su piel, que a priori podría ser nuestra enemiga y que aparentemente no sirve para nada. La vitamina C, – la famosa que ayuda a mantener los resfriados lejos, – la vitamina B6 – ácido fólico, para las embarazadas – o la pectina – que ayuda a reducir el colesterol, – campan a sus anchas en esta fruta cuya ingesta suele ser recomendada por muchos médicos, tal y como también explica Sunzest Fruits las propiedades de la naranja en su .

Así que, si no quieres comerla en fruta, tómate este postre que es muy sencillo de preparar, tiene como ingrediente principal la naranja, pero, eso sí, no es apto para la operación bikini.

Ingredientes para hacer un flan de naranja

350 ml de zumo de naranja (3 – 5 naranjas)
4 huevos
2 cucharadas de maicena
200 ml de leche condensada
Y para el caramelo, imprescindible:

150 gramos de azúcar
135 ml. De agua.
Hacemos el zumo de naranja. La cantidad necesaria la iremos viendo según la jugosidad de la fruta que utilicemos. La mitad del zumo, lo añadimos en un recipiente de donde hayamos previamente mezclado los huevos, la leche condensada y la cucharada de maicena.

Una vez esté bien mezclado, añadimos el resto del zumo y la otra cucharada de maicena que nos faltaba.

Por otro lado, preparamos el caramelo. Se suele hacer muy fácilmente en una cazuela a fuego lento. Algunas personas lo hacen en el microondas, pero hacerlo en el fuego es más cómodo, al poder ir dándole vueltas y comprobar cómo cambia de color hasta que está en su punto.

Ponemos el caramelo en el molde que vayamos a utilizar, añadimos la mezcla hecha antes y después de haber puesto el horno a calentar a 170 ° aprox, se deja durante 45 minutos a temperatura entre 160° y 170°.

Una vez pasado este tiempo, comprobamos que haya cuajado y lo adornamos con ralladura de naranja. Después sólo queda disfrutar de este maravilloso postre, refrescante sobre todo en verano.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies